Seminario

"Identificación de estrategias para  la electrificación rural en Honduras"

Tegucigalpa, 23.03.01

MODELOS DE GESTIÓN EN LA ELECTRIFICACIÓN RURAL CON ENERGÍA SOLAR FOTOVOLTAICA  EN EL PERÚ

Rafael L. Espinoza P. y  Manfred Horn M.

Centro de Energías Renovables de la Universidad Nacional d Ingeniería, CER-UNI

 e-mail:  respinoza@uni.edu.pe; mhorn@uni.edu.pe

Casilla Postal 31-139, Lima, Perú   Tel/Fax  00511 3821058

RESUMEN

En esta ocasión el CER-UNI presenta dos experiencias de electrificación rural en el Perú desarrolladas en los últimos 4 años; de un lado la experiencia del Ministerio de Energía y Minas (MEM) hecha en 1996 a través de su Dirección Ejecutiva de Proyectos (DEP) en la Comunidad San Francisco de Yarinacocha de Ucayali y ampliada recientemente (1999-2000) a otras 51 ubicadas en los departamentos de Huanuco, Ucayali, Pasco, Ayacucho, Madre de Dios y Loreto; y de otro nuestra experiencia en islas del lago Titicaca que ha demostrado viabilidad técnica, social y económica, y empieza a probar la financiera.

Mientras que la DEP-MEM ha adoptado el modelo llamado CESIÓN EN USO por el cual el usuario paga por el servicio eléctrico sin ser propietario de los equipos, el CER-UNI propaga el modelo alternativo VENTA A PLAZOS por el cual el usuario paga por los equipos y la electricidad que le proveen, es decir, termina siendo propietario de su sistema de generación. Cada uno de estos modelos tiene sus propias características y han sido concebidos desde ópticas y momentos diferentes y aplicados con estrategias también diferentes y un análisis completo de cada uno nos permitiría emitir juicios consistentes inherentes a cada uno de ellos que servirían de base para calificarlos. Desafortunadamente, no contamos con información completa del modelo DEP-MEM y por tanto no se dan las condiciones para su estudio y calificación posterior. Por esta razón incidimos mucho más en nuestro propio modelo.  

Es una propuesta de desarrollo por la que apostamos sobre la base de los resultados que venimos obteniendo después de iniciada en mayo de 1996 cuando realizamos la primera encuesta en Taquile y concluida al cabo de 3 años (septiembre de 1999) contando 100 familias propietarias, cada una, de un sistema fotovoltaico domiciliario (SFD) adquirido a US$ 750,00 y pagado en 5 cuotas de US$ 150,00 cada una.

El estudio experimental que fue programado para diseñar las estrategias y desarrollar las actividades experimentales para:

·         Garantizar la autosostenibilidad técnica y económica del proyecto en el tiempo

·         Garantizar un efecto multiplicativo en la misma población

·         Generar condiciones para el efecto multiplicativo en poblaciones de las localidades vecinas

Se ha logrado hacer realidad el escenario hipotético anterior y se encuentra en una etapa crucial de su desarrollo cuyo término exitoso demostraría consistencia de su componente financiera.

En efecto, la última venta en noviembre de 1999 e instalación de 249 SFD en Taquile, Uros, Amantaní, Suasi y Huancho ha sido hecha por el CER-UNI a un costo de US$ 160 000,00 de los cuales 100 000,00 fueron financiados a 5 años al costo de 9% anual.

Nuestra convicción sobre este modelo y, sobre todo, la confianza que ha depositado en él el poblador de las localidades involucradas que sigue manifestando interés por poseer un SFD en propiedad y pleno conocimiento que le será de verdadera y adecuada utilidad, nos ha impulsado a gestionar un nuevo préstamo cuya eventual inversión nos permitiría en un futuro cercano ofrecer nuevamente 200 ó más SFD. Este trabajo detalla este desarrollo y espera críticas y sugerencias positivas.


INTRODUCCIÓN

La cuarta parte de la población peruana no tiene acceso a la electricidad, y de ella, tal vez la mitad no la tendrá antes de 10 ó más años. El abastecimiento eléctrico a partir del Sistema Interconectado Nacional (SIN-4500MW) y de los Sistemas Aislados (SA-1000MW), tiene un límite físico llamado frontera eléctrica. Las tres cuartas partes restantes nos ubicamos al interior de esta frontera cuya ampliación es responsabilidad de nuestros gobernantes creando las condiciones más adecuadas para tal fin.

Electrificar una vivienda rural medianamente alejada de la frontera eléctrica es tan costoso que se decide no hacerlo hasta que esta tarea se torne “rentable” lo que tal vez nunca se logre. La curva de la figura 1 muestra que aún cuando llevemos nuestra frontera hasta el 90% de población servida, habrá 3 millones de peruanos “a oscuras” realidad que nos debe inducir a elaborar propuestas alternativas de electrificación que contribuyan con mayor eficacia con este fin.


Fig. 1       Variación temporal del Coeficiente de electrificación nacional (CE) y del índice población no servida (PNS) bajo el supuesto de alcanzar 90% electrificación al año 2010


La tecnología fotovoltaica (FV) ha superado varias de las barreras en la ruta de la electrificación rural y por ello es, hoy en día, una opción válida para estos fines. No obstante, quedan aún no pocas barreras, mayormente de carácter económico y financiero, que sugieren mayor atención por su marcada vinculación con escenarios y entornos locales (rurales).

La economía de la energía eléctrica fotovoltaica es un sistema dinámico que consta de elementos concretos (tecnologías FV y conexas) y propiedades asociadas a ellos que generan costos por si mismos y por los efectos que causan en un sistema socioeconómico en proceso de desarrollo o crecimiento cuando se insertan en él con el fin de cooperar con dicho proceso.

La tecnología fotovoltaica (FV) como unidad básica FV es aquella compuesta genéricamente por un módulo fotovoltaico, un regulador electrónico, una batería, una caja de conexiones y tres fluorescentes compactos. A esta tecnología básica debe agregarse necesariamente las tecnologías primarias que constan de bienes y servicios asociados al transporte, instalación y puesta en marcha de aquella tecnología básica, así quedaría un conjunto tecnológico operativo y proveería energía eléctrica a quien o quienes lo posean.

Pero la tarea no debe terminar allí, en efecto, si pensamos que una tecnología debe satisfacer con plenitud los requerimientos personales y los del ecosistema receptivo sin producir desequilibrios ahora y en el futuro, aparecerán otra tareas o actividades que debemos incorporar al proyecto, algunas de las cuales involucran al usuario futuro, como las referidas a la instrucción y sostenibilidad.

La economía de un proyecto de electrificación FV debe incluir entonces todos estos costos adicionales a los básicos y primarios, solo así hablaremos del Sistema Fotovoltaico Domiciliario (SFD). Es fácil demostrar que el costo de no considerarlos puede ser mucho mayor, por ejemplo, la economía de un SFD  interpretada para tres estados distintos: al inicio y al final de su vida útil con dos variantes, es representada en la figura 2 y en ella puede apreciarse claramente como pueden cambiar los costos del proyecto en función del estado de sus componentes.

En esta figura, el rubro C+I+S consta de los costos del soporte, de los cables y controles, de elementos auxiliares, de la instalación y del servicio anual de soporte técnico. Es apreciable y significativa la variación producida en los costos del módulo FV y del conjunto batería, regulador y lámparas (B+R+L) cuyo incremento lo explican las reposiciones (re) necesarias por efecto de la salida de servicio correspondiente. Este resultado aconseja, entre otros, prestarle atención preferente a este último conjunto que puede absorber más de la mitad de toda la inversión.

Fig. 2  Economías de sistemas fotovoltaicos domiciliarios.

MODELO “CESION EN USO”

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) adquirió  en 1995/6  250 SFD (panel FV de 50 Wp, batería sellada de 100 Ah, regulador de carga, 3 lámparas fluorescentes de 9 W) vía licitación internacional. Estos SFD fueron instalados por personal del mismo MEM en diferentes comunidades del país, mayormente en la selva (p.ej. en San Francisco, Yarinacocha), pero también en el altiplano (p.ej. en las  islas de los Uros, y en  Huancho, Huancané).  En cada comunidad se han instalado 10 a 30 SFD.

Parece que los objetivos de este proyecto no estuvieron bien claros y menos la forma como sería organizado. Inicialmente el MEM planteó que el proyecto debía incentivar a empresarios privados para invertir en proyectos fotovoltaicos bajo un esquema de mercado. Finalmente se optó por dar al proyecto un  objetivo social,  mejorando las condiciones de vida de campesinos y nativos de la selva, pidiendo al beneficiario solamente una contribución para  los costos de mantenimiento del SFD a su disposición. El MEM optó  por mantener la propiedad de  todos los  SFD e involucrar a los gobiernos regionales en la organización en cada localidad beneficiada de una “asociación de electrificación solar”, integrada por todos los usuarios de los SFD y responsable del control y mantenimiento de los SFD.  Los interesados en obtener un SFD debían  inscribirse en la asociación y pagar una cuota inicial determinada por el MEM en base a su apreciación del nivel económico de la población (en la práctica varió entre 10  y 100 Soles; 1996: 1US$ = 2,7 Soles) y después era previsto un pago mensual (5 - 10 Soles). La  directiva de la asociación, con supervisión del gobierno regional, administraría estos fondos, que  deberían ser usados exclusivamente para dar mantenimiento a los SFD. No hay mayor información si estos pagos se han realizados con regularidad hasta la fecha.

En 1997 el MEM ha importado 1200 SFD adicionales (CIF $430/SFD: panel de 50 Wp, batería sellada de 100 Ah, 3 fluorescentes de 9 W, controlador de carga, etc.).  El MEM había decidido instalar estos SFD en comunidades de la selva norte y parece que se buscaba un mecanismo similar al descrito en el párrafo anterior para administrar los SFD. La descripción de estas actividades  se encuentra en el trabajo de Mijail Carrasco: "Electrificación fotovoltaica de la comunidad selvática de San Francisco", publicado en /1/.

Sin embargo, la mayor parte de estos SFD quedaba  en los almacenes del MEM en Lima, formando  la base del  proyecto del CER-UNI, descrito a continuación.

Proyecto de instalación, organización y capacitación para electrificación de localidades aisladas en base a 781 Sistemas Fotovoltaicos Domiciliarios (SFD)

En 1999, después de meses de negociación,  la Dirección Ejecutiva de Proyectos, DEP, del Ministerio de Energía y Minas, MEM, firmó dos contratos con la UNI para el transporte, la instalación, la organización  y la capacitación para la electrificación de 24 localidades en siete Departamentos de la sierra y selva peruana (Cerro de Pasco, Ayacucho, Apurimac, Junin, Loreto, Madre de Dios, Ucayali).

La base  para este  proyecto fueron 781 SFD existentes en Lima en los depósitos del MEM.  Considerando informaciones que muchas lámparas y reguladores de carga, de los SFD que el MEM habia instalado anteriormente, se habían malogrado, el CER-UNI evaluó primeramente muestras de los SFD en su laboratorio. Como consecuencia, el MEM exigió al proveedor el cambio de muchas lámparas y reguladores de carga.

También se acordó seguir con el siguiente esquema de gestión y organización:

·         Los SFD, adquiridos  por el gobierno exonerados de impuestos y aranceles,  siguen en propiedad de la empresa estatal ADINELSA (Empresa de Administración de Infraestructura Eléctrica S.A, de reciente creación), que  administrará toda la infraestructura eléctrica del Estado que no sea transferida a empresas privadas, debido, entre otros, a que no existe una empresa privada interesada en una infraestructura eléctrica que no sea rentable.

·         Cada usuario  recibe un SFD en "cesión en uso" y debe pagar una cuota inicial de US$ 35 - 45 y una cuota mensual de US$ 5 - 8, según la capacidad económica, a ser determinada por el CER-UNI y coordinada con la DEP-MEM y el Gobierno Regional (en una misma comunidad se aplicará las mismas tarifas para todos usuarios).  Cada usuario firma con ADINELSA un "contrato de suministro de energía eléctrica con módulo fotovoltaico". En este contrato está estipulado que ADINELSA  cortará su servicio si el usuario está con más de dos meses  de atraso en sus pagos mensuales.

·         Los usuarios en una comunidad deben estar organizados en un "Comité de Electrificación", incluyendo a un grupo de soporte operativo (presidente, secretario, tesorero y vocal) , que será responsable de la recaudación de las cuotas,  y a un grupo de soporte técnico. El dinero  recaudado por cuota inicial y cuotas mensulaes  será depositado en una cuenta bancaria del Comité y debe servir para los gastos de mantenimiento y reposición de  los SFD.

A la fecha, en  todas las localidades previstas se han conformado los comités de electrificación y todos  los 781 SFD ya están instalados.  Como ejemplos de las cuotas a pagar, en soles, por los usuarios tenemos ( 1US$ = 3,5 soles):

                                            cuota inicial    cuotas mensuales

Made de Dios                                      100                    11  

Cerro de Pasco                         150               20

Yurimaguas                               80               20

Ucayali                                              150 *                     18 *

Ayacucho                                          150                      15

* el gobierno regional (es una dependencia del Ministerio de la Presidencia, con funcionarios designados desde Lima) ha dado un crédito a los usuarios para pagar la cuota inicial de S/. 150, a ser devuelto en 12 cuotas mensuales; mientras tanto, el usuario no necesita pagar las cuotas mensuales  de S/. 18.

En algunas comunidades (de Yurimaguas, por Ej.) las municipalidades han asumido el costo de la cuota de instalación. En general, las cuotas mensuales todavía no son pagadas. No está claro en qué forma  ADINELSA supervisará  los pagos mensuales, ni cómo  efectuará "el corte inmediato del servicio", ni cómo se reemplazarán equipos averiados. Considerando que el compromiso contractual del CER-UNI termina con la instalación de los SFD, con la organización de los Comités de Electrificación y con la capacitación de los usuarios, las instalaciones estarán prácticamente abandonadas, mientras  ADINELSA  no haya organizado su relación con los usuarios. Este aspecto se empeora si se considera que hay razones de dudar de la calidad de muchas lámparas y reguladores de carga instalados.

MODELO “VENTA A PLAZOS”

El  CER-UNI inició en 1996 un proyecto piloto de electrificación fotovoltaica rural en la comunidad insular de Taquile en el lago Titicaca,  bajo su propio esquema de gestión, y con un control estricto de la calidad de los equipos. La financiación inicial  de este proyecto (US$ 100 000) se ha obtenido del Proyecto para Ahorro de Energía del Ministerio de Energía y Minas, PAE/MEM. En 1996 se instaló 100 Sistemas Fotovoltaicos Domiciliarios, SFD.  En 1998 se ha instalado otros 72 SFD en Taquile y en las islas vecinas de Uros y Soto. Los SFD consisten de un panel  fotovoltaico de 50 Wp, montado sobre un poste metálico,  una unidad de control (controlador de carga y caja de fusibles montado sobre un tablero), una batería de 100 Ah (tipo solar, abierta) y 3 lámparas fluorescentes de 11 W (con balasto para 12 V DC)

Una característica esencial del proyecto es que los usuarios adquieren los SFD, pagando mayormente sus costos, pero con facilidades. Se ofreció los SFD a los usuarios a $ 750, a pagarse  en 5 cuotas durante 3 años. Como consecuencia de una licitación, el CER-UNI adquirió los SFD a un proveedor a un precio unitario de $ 850 (al contado, incluyendo impuestos y los gastos de instalación y servicio de posventa).

En la fecha, los primeros 100 usuarios  ya son propietarios. Todos, sin excepción, han pagado todas las cuotas. Con la recaudación de estas cuotas se ha creado un fondo revolvente y se ha financiado los 72 SFD instalados en 1998 bajo dos configuraciones técnicas diferentes, estas son:

                SFD1                                                                                                    SFD2

SISTEMA FOTOVOLTAICO DE 50Wp                                        SISTEMA FOTOVOLTAICO de 35Wp

                PRECIO: US$ 750,00                                                                          PRECIO: US$ 500,00

Un módulo fotovoltaico de 50Wp                                   Un módulo fotovoltaico de 35Wp

Una batería “solar” de 100 Ah                                         Una batería de arranque de 60 Ah

Un controlador de carga 8x10A                                       Un controlador nacional de carga 5x6A

Tres fluorescentes compactos de 11W                          Dos fluorescentes compactos nacionales de 11W

Tablero de conexión, con conversor DC/DC                 Tablero de conexión, con conversor DC/DC

Cables de conexión                                                            Cables de conexión            

Accesorios                                                                          Accesorios

Instalación y servicio posventa                                      Instalación y servicio posventa

La experiencia reciente

El CER-UNI ha iniciado en 1999 una segunda etapa del proyecto de Taquile, esta vez sin apoyo financiero del Gobierno. Con esta segunda etapa se quiere evaluar la posibilidad de realizar proyectos de electrificación rural fotovoltaica prácticamente sin subsidio (solamente se ha previsto subsidiar, por el CER-UNI,  la gestión y administración del proyecto). Para financiar esta segunda etapa, el CER-UNI ha tomado un préstamo  de $ 100 000. Este préstamo debe ser pagado por el CER-UNI en 5 cuotas anuales, con un interés anual de 9 %.

Sobre la base de este préstamo, en mayo de 1999 el CER-UNI ha ofrecido a pobladores de las comunidades insulares de Taquile, Uros, Amantaní y Soto y de Huancho (comunidad cerca a Huancané, Puno), contratos de compra venta para SFD, similares a los contratos firmados en la primera etapa del proyecto hace 3 años, pero añadiendo una cuota más para poder eliminar el subsidio que se había dado en la primera parte del proyecto, (es decir, en vez de 5 x $ 150 = $750,  se pidió ahora 6 x $ 150 = $ 900).  En base a los fondos disponibles, se ha firmado 192 nuevos contratos en pocos días.

La compra e instalación de los SFD se ha realizado en esta ocasión individualmente, es decir se licitó independientemente los módulos FV (56 Wp), las unidades de control, las lámparas fluorescentes, las baterías (150 AH, abiertas, estacionarias) y la instalación y servicio de posventa. Esto permitió  cuidar mejor en cada caso la calidad de los equipos.  Los precios fueron  también menores que los previstos, sobre todo para los paneles fotovoltaicos. A pesar de eliminar prácticamente el subsidio (salvo el costo de la gestión y administración del proyecto), esto permitió ofrecer los SFD a un precio al contado de  $ 650, o financiado, nuevamente a 5 cuotas de $ 150 (primera cuota al momento de la instalación,  y 4 cuotas anuales). Por otro lado, con estos nuevos precios, con el dinero disponible se ha podido comprar 250 SFD .

Los  SFD fueron instalados en octubre/noviembre de 1999 (249 SFD; un módulo FV se dañó en el transporte a Puno). Hay que anotar en particular que muchos pobladores de Amantaní han querido adquirir su propio SFD, bajo las condiciones del proyecto, a pesar de que tienen conexión a la red eléctrica local (la que les proporciona, en el mejor de los casos, electricidad entre horas 18:00 y 21:00).

La información tabulada en seguida resume este proceso y formó parte del documento elaborado para explicar estos cambios a los compradores a quienes les dijimos entonces “Reiteramos  que nuestro único afán  es poder ofrecerles los mejores sistemas solares  existentes en el mercado y a los mejores precios, con condiciones de pago al alcance de ustedes, con un buen servicio de pos - venta que garantice que ustedes puedan disfrutar de un servicio eléctrico básico confiable durante muchos años”.

 

SFD1

SFD2

Antes

Ahora

Antes

Ahora

Módulo FV, SOLAREX

50 Wp

56 Wp

35 Wp

56 Wp

Batería, CAPSA

100 Ah

150 Ah

70 Ah

130 Ah

Regulador, STECA

8Ax8A

8Ax8A

5Ax5A

8Ax8A

Caja de conexiones, SUNRISE

5 circuitos

5 circuitos

4 circuitos

5 circuitos

Lámparas, SOLSUM

3x11 W c/u

3x11 W c/u

2x11 W c/u

2x11 W c/u

Cuotas a plazos

6 cuotas de 150 $ c/u

5 cuotas de 150 $ c/u

6 cuotas de 100 $ c/u

Inicial de 100 $ más 5 cuotas de 125 $ c/u

Precio a plazos

900,00

750,00

600,00

725,00

Precio de contado

 

650,00

 

630,00

Costo de cada W

18,00

13,40

17,14

12,95

Ahorro por W

 

4,60

 

4,19

Complementariamente decidimos:

1.        Enviar los bienes bajo nuestra responsabilidad.

2.        Asumir la responsabilidad de la instalación convocando técnicos de la zona.

3.        Asumir la responsabilidad de organizar y mantener por 2 años el servicio técnico pos venta.

RESULTADOS Y PROYECCIÓN

De los 250 SFD adquiridos se vendieron e instalaron 249 debido a que el vidrio de uno de los módulos FV llegó destrozado a su destino. La información tabulada enseguida revela el total de SFD vendidos e instalados durante los años 1996 hasta 1999.

DETALLES

CANTIDAD DE SFD VENDIDOS E INSTALADOS

AÑO

TAQUILE

UROS

SOTO

AMANTANÍ

SUASI

HUANCHO

TOTAL

1996

100

         

100

1997

AÑO DEDICADO A LA GESTIÓN

0

1998

36

23

13

     

72

1999

88

86

 

52

5

18

249

TOTAL SFD

224

109

13

52

5

18

421

TOTAL FAMILIAS

350

300

25

700

5

100

1480

% cubierto

64

36

52

7

100

18

28

RESULTADO ENERGÉTICO

21,5 kWp instalados, 100 kWh/día de energía

1.        421 SFD vendidos e instalados.

2.        100 de estos 421 ya son propiedad de sus usuarios respectivos y su funcionamiento hasta hoy es totalmente satisfactorio.

3.        Una tecnología moderna insertada en un medio rural sin alterar su equilibrio social y ecológico, aceptada  y asimilada íntegramente por sus pobladores quienes asúmen progresivamente la responsabilidad de su sostenimiento.

4.        Cuatro islas más involucradas (Uros, Amantaní, Soto y Suasi) y una población ribereña (Huancho) con sus respectivos usuarios compenetrados con la filosofía y compromisos asumidos por ellos con el proyecto que los cumplen muy satisfactoriamente.

5.        21,5 kWp-FV de potencia instalada en toda la zona con capacidad de generación de alrededor de 100 kWh por día.

6.        Un proyecto en marcha, de cinco años al costo de US$ 168 000,00 y con saldo positivo al final del mismo y, tal vez lo más importante,

7.        Una metodología de electrificación rural que ha probado su viabilidad técnica, social y económica, además de ser ecológica y sostenible y que empieza a demostrar su viabilidad financiera.

8.        Una base consistente y suficientemente segura para intentar la réplica del proyecto en otros ámbitos geográficos del Perú, acción que ya estamos emprendiendo.

Consideramos hoy que se ha demostrado con este proyecto piloto  la conveniencia de  usar sistemas fotovoltaicos para la electrificación de regiones rurales remotas. También estamos convencidos que se ha verificado las siguientes premisas, supuestos inicialmente para el proyecto de Taquile:

·          Existe hoy en día una tecnología fotovoltaica madura, todavía no muy difundida en el Perú, que permite satisfacer las necesidades básicas de electricidad de la población rural, las que son mayormente para fines de iluminación y de telecomunicaciones (teléfono, TV, radio).

·          La tecnología fotovoltaica es fácilmente aceptada por la población rural y, donde es conocida, es considerada útil y es deseada.

·          Los gastos para iluminación (velas, kerosene para mecheros y lámparas de gas) y pilas y baterías para radios y TV son para una amplia parte de la población rural mayores que el costo de la electricidad fotovoltaica que suministraría un mejor servicio.

·          La experiencia de Taquile y de otros lugares ha demostrado que no es conveniente instalar sistemas fotovoltaicos centralizados para una electrificación rural básica domiciliaria, sino que se debe instalar en cada casa un Sistema Fotovoltaico Domiciliario (SFD) en forma individual e independiente.

·          El usuario debe desear adquirir un SFD. Para ello es necesario que él conozca previamente los  SFD, sus beneficios y costos.

·          Salvo casos excepcionales, la mayoría de la población rural del Perú no tiene la capacidad económica de pagar un SFD al contado, sino que requiere una financiación que le permita adquirir su SFD con pagos a su alcance. Para un amplio sector rural se requiere inclusive subsidiar los SFD, por lo menos se debe exonerarles del pago de impuestos. Al respecto hay que anotar que la electrificación rural tradicional, con extensión de redes, es íntegramente financiada  por el Gobierno,

·          Es posible hacer una electrificación rural básica en regiones remotas del Perú dentro del esquema de la economía de mercado, vigente en el Perú,  donde el usuario debe pagar por el servicio que está recibiendo.

Sobre la base de estos resultados, el CER-UNI ha iniciado una nueva gestión financiera ante la empresa E&Co con la siguiente argumentación.

La presente propuesta de un proyecto específico es involucrada dentro del programa de electrificación rural fotovoltaica sostenible, una línea de trabajo del CER-UNI desde el inicio de esta actividad del CER-UNI en 1996 hasta los días actuales.

Para lograr la sostenibilidad de proyectos de electrificación rural fotovoltaica, el CER-UNI ha desarrollado un esquema basado en las siguientes premisas:

-          Un buen  mantenimiento  y operación de un Sistema Fotovoltaico Domiciliario (SFD)  está mejor garantizado si el usuario es propietario de su SFD. La mayoría de los potenciales usuarios en áreas rurales no disponen del dinero para poder adquirir un SFD al contado. Por lo tanto se requiere una financiación, típicamente por un periodo de 3 – 5 años, la que, sin embargo, no está disponible actualmente en el sistema financiero bancario para los pobladores de regiones rurales.

-          Se requiere  de un buen control de calidad en la adquisición, en la instalación y en el servicio de post- venta de los SFD. Asimismo es importante la capacitación de los usuarios. Para poder lograrlo, se requiere una masa crítica de  SFD en una comunidad, de unos 100 SFD, que permite montar comercialmente un sistema de posventa.

El CER-UNI considera que sus proyectos de electrificación rural fotovoltaico realizados hasta la fecha son sumamente exitosos y demuestran la valides de  las premisas anteriores. Sin embargo, queda pendiente aclarar todavía unos puntos, en particular:

  1. El modelo de electrificación aplicado por el CER-UNI en la región del lago Titicaca de los sistemas fotovoltaicos por los mismos usuarios,  aún no está maduro en todos sus aspectos, particularmente el financiero que viene siendo sometido a prueba desde noviembre de 1999.
  2. Otro aspecto incierto de nuestro modelo es el geográfico, es decir, eventuales efectos derivados de las características de la ubicación precisa de una localidad. El éxito del proyecto del CER-UNI en la región de Puno no necesariamente implica que se puede trasladar el proyecto a otra región del Perú.

En este escenario definimos los objetivos y tamaño del Proyecto asociado estrictamente con la propuesta actual a E&Co y los dos aspectos necesarios de fortalecerse dentro del modelo.

 
Objetivos
  1. Consolidar la aplicación del modelo de electrificación rural en las localidades insulares y circundantes del lago Titicaca de actual aplicación con un horizonte de venta e instalación de 200 SFD (Sistemas Fotovoltaicos Domiciliarios), adicionales a los existentes en la región (ver mapa).
  2. Someter el modelo a una prueba de consistencia aplicándolo en otra(s) localidad(es) nacional(es) ubicadas en otra región peruana con un horizonte de venta e instalación de 100 SFD y bajo condiciones totales de mercado libre.

Los objetivos señalados se intentarían conseguir en dos etapas sucesivas e independientes entre sí a desarrollarse en el mismo orden.El inicio de la segunda etapa estaría determinado por señales de resultado positivo de la primera, y el inicio de esta lo determinarían las señales positivas del desarrollo del modelo de electrificación rural correspondiente a los 249 SFD vendidos e instalados por el CER-UNI entre octubre y noviembre de 1999 en la región de Puno.

La duración del proceso es de cuatro años durante los cuales cada comprador abonará 5 cuotas iguales entre sí e iguales a US$ 150,00 (SFD1) ó US$ 120,00 (SFD2). La primera cuota es abonada al término de la instalación del SFD y las otras 4 a intervalos sucesivos de 12 meses. Hay que mencionar que puede darse casos de aceleración de pagos. La UNI suscribe un contrato de compra y venta con cada uno de los compradores de la localidad y establece un servicio técnico de posventa de 2 años de duración. Durante este tiempo se instruye y organiza a la población para que esta asistencia sea dada posteriormente por gente del lugar, de modo que se garantice la autosostenibilidad del proyecto.

La primera etapa del proyecto tendría un esquema financiero igual al aplicado al proyecto de los 249 SFD en 1999. Para otros 200 SFD, se requiere una financiación por 4 años de $ 100000. Esta etapa puede iniciarse tan pronto se tenga la financiación. Durante esa etapa se realizará también la preparación de la segunda etapa, es decir la selección de la región y las actividades previas de gestión. Como resultado se tendrá la cantidad de solicitudes de SFD. Se prevé que esta segunda etapa incluiría 100 SFD, con un costo adicional de $ 60000 - $ 70000: para esta segunda etapa se buscará incluir también los costos de gestión, para llegar a un esquema netamente de mercado (los costos de gestión de la primera etapa son asumidos por el CER.UNI).


El proceso de gestión de un proyecto de electrificación rural fotovoltaica es representado a continuación.

 


BIBLIOGRAFÍA

/1/           Espinoza, R.; La Electricidad Fotovoltaica y su opción para Electrificación, en ENERGÍA '98 Base del Desarrollo del Perú, pp 126-131; Memorias; Edición del Instituto Mario Samamé Boggio, 1998, Lima.

/2/           ________, Informe Técnico Final, CER-UNI, Proyecto PAE-MEM/CER-UNI Utilización de Energías Renovables en poblaciones rurales aisladas. 1996, Lima.

/3/           Bonda, J. C.; Strategic Aspects of RES Marketing, en Seminario de Negocios e Inversiones para Energías Renovables en América Latina; Memorias, Edición ICAEN, Generalitat de Catalunya, 1998.

/4/           _________, Deutschland, Revista de Política, Cultura, Economía y Ciencia; N° 1 Febrero 1998, pp 51; Editores S-V, en colaboración con el Gobierno Federal, Bonn.

/5/           Marticorena, B.; Diagnóstico de las Energías Solar y Eólica, Perú, mayo de 1996; documento técnico elaborado por el CER-UNI para el PAE-MEM; 1996, Lima.

/6/           Rodriguez, H. Y Hurry, S.; Manual de Entrenamiento en Sistemas Fotovoltaicos Para Electrificación Rural, JUNAC, OLADE, PNUD; 1995, Bogotá.

/7/           CER-UNI; Gestioón …

/8/           ________, CER-UNI, Archivo Técnico, 1998, Lima

/9/           _________, MEM, Plan Referencial de Electricidad 1998, publicación electrónica, http://www.mem.gob.pe

/10/         _________, INEI, Estadísticas nacionales 1998, publicación electrónica, http://www.inei.gob.pe

/11/         Horn, Manfred, Experiencias de Electrificación Fotovoltaica en el Perú, Centro de Energías Renovables de la Universidad Nacional de Ingeniería (CER-UNI); Lima / Perú, mhorn@uni.edu,pe

/12/         Espinoza, R.; electrificación rural con energía solar fotovoltaica, un caso peruano; Trabajo presentado en el V Congreso Iberoamericano de energía solar, Sao Paulo 30.08-02.09.2000.